Cerca de dos millones de catalanes se benefician de las medidas de empleo adoptadas por el Gobierno



Destacan los 445.000 empleadas y empleados que verán su salario incrementado gracias a la subida del SMI y los 58.000 menores de 29 años ccederán al Plan de Choque contra el Desempleo Juvenil

04-02-2019

Las diferentes medidas laborales adoptadas por el Gobierno del Estado benefician a más de dos millones de catalanas y catalanes, tanto si están en situación activa o de desempleo.

Por ejemplo, la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tiene un impacto directo sobre un total de 445.000 empleadas y empleados, y las mejoras para los autónomos alcanzan a las 551.311 personas en Cataluña.

Entre las distintas medidas que favorecen a este último colectivo, destaca la extensión de la cobertura a todas las contingencias, estableciendo la cobertura obligatoria de contingencias profesionales y cese de actividad, e incluyendo la formación profesional, lo que conlleva un aumento de la cuota en 2019 de 5,3 euros al mes.

Asimismo, la base mínima se incrementa en un 1,25%, para situarse en 944,40 euros mensuales, y no se pagará cuota de la Seguridad Social a partir del segundo mes de baja médica.

Otra medida para los autónomos y autónomas es la modificación de la denominada ‘tarifa plana’: se amplía a los trabajadores encuadrados en el sistema especial agrario y, si se cotiza por encima de base mínima, se reduce la cuota por contingencia común un 80%.

Además, se incrementará notablemente la cifra actual de 40.599 desempleadas y desempleados de más de 52 años que perciben la prestación por desempleo en Cataluña.

Los trabajadores y trabajadoras de mayor edad tienen más dificultades para acceder al mercado laboral una vez han salido del mismo, pero la recuperación del derecho a solicitar y percibir el subsidio a partir de los 52 años aumentará la protección de miles de personas, una medida muy necesaria para proteger a las trabajadoras y los trabajadores desempleados de mayor edad frente a situaciones de desigualdad y riesgo de precariedad y exclusión social.

Otra medida para promover la igualdad y combatir la precariedad y la exclusión es el Plan de Choque contra el Desempleo Juvenil, al que podrán acceder los 58.001 catalanas y catalanes de entre 16 y 29 años actualmente en situación de desempleo (28.359 hombres y 29.642 mujeres).

Los jóvenes también se beneficiarán del hecho que los contratos de duración inferior a 5 días pasen a abonar un recargo en las cotizaciones del 40% (en estos casos, cada día de trabajo computará como 1,4 días cotizados).

Además, los contratos para la formación y el aprendizaje tendrán protección social completa por todas las contingencias, incluido el desempleo, y se elimina la posibilidad de que el contrato para la formación y el aprendizaje pueda celebrarse con trabajadores y trabajadoras de hasta 30 años.

También se suprime el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores y emprendedoras, que precarizaba la relación laboral al permitir es-tablecer un período de prueba de hasta un año, y se eliminan también algunos incentivos vinculados a la existencia de una tasa de paro superior al 15%, comenzando a racionalizar así el sistema de bonificaciones.

Las distintas iniciativas para proteger a los desempleados y desempleadas de larga duración también llegarán a los 180.757 catalanas y catalanes (69.542 hombres y 111.215 mujeres) que se encuentran en esta situación. Hay que tener en cuenta que se ha prorrogado indefinidamente el Subsidio Extraordinario por Desempleo, que hasta ahora venía prorrogándose por períodos de seis meses.

A lo largo de 2018, un total de 660.923 personas en Cataluña accedieron a los planes de Políticas Activas de Empleo, como la orientación e información profesional, la ayuda para el autoempleo y la formación.